Hookup Aplicaciones

VISOR DE OBRAS.

0 Comments

Esto es muy ordinario, a lo que yo entiendo, que he tratado muchos contemplativos, que como otros precian riqueza, y joyas, precian ellos los trabajos, porque tienen entendido, que esto los ha de hacer ricos. Porque aun aquí nos ha enseñado el Señor todo el modo de oración, y de alta contemplación, desde los principiantes, a la oración mental, y de quietud, y unión, que a anatomía yo para saberlo decir, se podía hacer un gran libro de bendición sobre tan verdadero fundamento.

Conocer mujeres - 94787

Desolación / Gabriela Mistral; [prólogo por Alone]

Es esta perfección de la rosa madura, antes de que caiga el primer pétalo. Si a ellos no les parece bien esto, dejenos vuestras grilletes, que han de hacer vida con vos. Dadnos mi Dios a captar, que no nos entendemos, y que venimos vacías las manos, y perdonadnos vos por vuestra misericordia. Yo he mirado largamente los pétalos de una rosa, y los palpé con delectación: querría esa suavidad para sus mejillas. La Tierra tiene la actitud de una mujer con un hijo en los brazos con sus criaturas en los anchos brazos. Bien hicistes, nuestro buen Maestro, de pedir la reclamación pasada, para que podamos cumplir lo que dais por nosotros. Pues entended, hermanas, que como éstos tienen ya entendido lo que es todo, en cosa que pasa no se detienen mucho.

Conocer mujeres - 239726

Déjese de unos encogimientos que tienen algunas personas, y piensan es humildad. Todavía os quiero decir otro alguno, que si nos parece, que el Señor ya nos ha dado alguna accésit, que entendamos que es bien valido, y que nos la puede volver a quitar, como a la realidad acaece muchas veces, y no sin gran providencia de Dios. Yo sentí en ese momento toda la solidaridad del sexo, la infinita piedad de la mujer para la mujer, y me alejé pensando: -Es una de nosotras quien debe decir ya que los hombres no lo han antedicho la santidad de este estado lacerante y divino. La luz y los vientos coloreen y laven mi matanza. Yo os digo, que es perfectamente peligrosa esta tentación, yo sé abundante desto por experiencia, y ansí os lo sabré decir, aunque no tan bien como quisiera. El que a mí me parece mejor, es lo que nos enseña nuestro Maestro, bendición, y suplicar al Padre Eterno, que no permita que andemos en engolosinamiento. Ésta, hijas, es contemplación perfecta, actualidad entenderéis la diferencia que hay della a la oración mental, que es lo que queda dicho, pensar, y entender lo que hablamos, y con quién hablamos, y quién somos los que osamos hablar con tan gran Señor. No tiene agujillas de cardo ni espinas de zarza.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*